¿Ya comenzaste a cocinar con las patas de la mesa?

En los años 90 y en un contexto de precios petroleros deprimidos, el imperialismo atravesaba su mejor momento con el desmoronamiento del bloque soviético, consolidándose el Capitalismo como el sistema triunfante en el aspecto político, pues en lo social, jamás podrá reclamar logros. Este “nuevo orden mundial”, dividió a las naciones entre potencias y países tercermundistas, condenando a estos últimos a ser la fuente de materias primas para el desarrollo de los primeros. El petróleo, principal fuente de energía, era y sigue siendo el motor del mundo. Venezuela era para entonces un país petrolero arrodillado a los intereses del imperialismo, con 40.9% de pobreza, hiperinflación, millones de analfabetas y una fuerza trabajadora totalmente desprotegida con la sumisión del país a las políticas del Fondo Monetario Internacional.

Con la victoria del Presidente Chávez en 1999, inicia un proceso de reversión de los vergonzosos indicadores sociales legados por los gobiernos cuarto republicanos. La independencia política de Venezuela alcanzada gracias al empeño del Comandante, tuvo conflictos con el sistema de cosas del imperialismo desde el principio. Acostumbrado a supervivir sin obstáculos con la explotación del petróleo y otras materias primas y teniendo clases políticas sumisas en las naciones dueñas de dichos recursos, pasaron de tratar a Venezuela como un inmenso campo petrolero de su propiedad a tener que respetarle por primera vez como un país libre y soberano.

Una nueva Constitución, un nuevo marco jurídico, la priorización del bien nacional y por tanto nuevas reglas de juego, revolucionaron no sólo a Venezuela sino a toda la región. Nos convertimos en una seria amenaza y en el objetivo principal del imperialismo para restaurar su dominio e influencia en Latinoamérica. Golpes de estado, sabotaje petrolero, eléctrico, económico y toda clase de conspiraciones que contaron con una oposición aliada a intereses anti-nacionales, acompañaron los dos periodos constitucionales del Presidente Chávez. Pese a ello y gracias a las gestiones para recuperar el precio del petróleo, la Revolución Bolivariana redujo la pobreza a 27.9%, redujo la inflación, pulverizó el analfabetismo y dignificó al trabajador, elevando de 250.000 a más de 2.000.000 los pensionados del sistema de seguro social. Cabe destacar también, que más de un millón de familias tienen un hogar digno gracias a la Revolución Bolivariana. En lo electoral (hasta 2012), 18 derrotas de la oposición en 19 contiendas electorales, evidencian la popularidad del proyecto encabezado por el Comandante Chávez.

Aun cuando hubo episodios de economía en recesión durante los 14 años de Presidencia del Comandante Chávez, ninguno se compara ni en magnitud ni en sostenibilidad, al desatado a partir de su fallecimiento y que nos conlleva a analizar la crisis económica actual. La causa principal es el debilitamiento del principal músculo financiero con el que contó el Comandante: petróleo en torno a los 100$ por barril.

El destino quiso que la estrategia anti-bolivariana que el imperialismo concibió durante los últimos 10 años, se cristalizara a la vez que fallecía el Comandante Chávez. Esto es: el control sobre los precios del petróleo debido al posicionamiento forzado de los Estados Unidos como principal productor (gracias a las explotaciones antiecológicas de esquisto), la liberación cronometrada de la sancionada producción de Irán y el control de las reservas iraquíes. Ello, junto a la siempre aliada sobreproducción saudí, constituyó la tormenta perfecta que desplomó el barril de petróleo de 100$ a menos de 30$ a partir de finales del año 2014. Cabe destacar que el asedio financiero es igualmente feroz, condenando a nuestra República a negociar endeudamiento en condiciones injustas frente a países con peores indicadores macroeconómicos, incluso países en guerra.

No hay que esforzarse mucho en comprender las consecuencias derivadas de un desplome de precios de esa magnitud, en un país donde sólo una empresa (PDVSA) ha generado década tras década, los dólares necesarios para el funcionamiento de la economía, mientras que el resto del aparato empresarial e industrial se ha dedicado a gastarlos. La adicción de un empresariado apátrida por dólares petroleros, más concentrado en la ganancia que en la diversificación y auto sustentabilidad de su producción, unido a la ineludible necesidad del proyecto bolivariano de saldar la inmensa deuda social, impidieron aprovechar la bonanza petrolera para superar el rentismo y diversificar las fuentes de generación de dólares. Sin este contexto, no es posible realizar ningún análisis de la crisis económica de Venezuela. Cualquier análisis que carezca de estos hechos, sólo persigue culpar enteramente de la crisis a un Gobierno responsable de millones de personas con hogar, pensión, salud y educación gratuita como nunca antes.

Así pues, la drástica caída de los ingresos de la nación y el asedio financiero, han debilitado enormemente la capacidad de acción del Gobierno Bolivariano, manifestándose en una mayor efectividad del adversario en su ofensiva dentro de la guerra económica. La distorsión de los precios, la manipulación de las cadenas de distribución, el acaparamiento y la simplificación de la producción, han acrecentado el malestar en los consumidores finales, condenados a hacer colas de varias horas para adquirir, eso sí, a un precio totalmente justo, bienes esenciales como pasta, azúcar, aceite, arroz y harina precocida. Bienes que se pueden adquirir sin hacer cola, en el criminal y especulativo mercado del bachaquerismo.

Con empresas transnacionales y nacionales casi totalmente dependientes del dólar para producir medicamentos y artículos de higiene personal, la crisis económica ha golpeado con inédita fuerza estos sectores, sumando champú, jabones, toallas sanitarias, papel higiénico y algunas medicinas, a la lista de productos cuya dificultad para adquirirlos abona al malestar de los consumidores.

¿Qué ha hecho el Gobierno Bolivariano? ya no debería ser la única pregunta. Debemos agregar: ¿qué ha hecho la oposición política? ¿qué ha hecho el empresariado? ¿qué podemos hacer, para sobrellevar y superar esta crisis económica?

En lo macro, el Gobierno Bolivariano ha propuesto la activación y reimpulso de diversos motores de la economía, para agrupar esfuerzos y conducir más efectivamente los pocos ingresos que está recibiendo la nación por la venta del petróleo, para paulatinamente sustituir importaciones, reducir costos y lograr la exportación de otros bienes para generar nuevas fuentes de ingreso que dinamicen la economía. El concepto de acupuntura financiera ha sido establecido, para asignar directamente divisas y recursos en bolívares a empresas que tradicionalmente han vivido de la renta petrolera, para que activen su producción, pero a la vez cambien sus prácticas, satisfaciendo la demanda nacional, exportando y adquiriendo la capacidad de retornar a la República estas divisas que no produjeron nunca y que ahora deben generar para su sustentabilidad.

Diversas gestiones con nuestros socios de la OPEP y NO-OPEP, se han realizado para recuperar los precios del petróleo. Pequeña, pero significativa, ha sido la recuperación. A la vez, la activación del Arco Minero del Orinoco para la explotación controlada de la inmensa riqueza mineral de este espacio geográfico, así como la ampliación de la participación accionaria de las empresas mixtas en la Faja Petrolífera Hugo Chávez, figuran como acciones concretas del Gobierno Bolivariano en lo macro.

Quizás el ciudadano común no sienta estas acciones del Gobierno Bolivariano, pero lo cierto es que, sin ellas, no serían posible los numerosos aumentos salariales que se han decretado en los últimos tres años, que, si bien son saboteados por la guerra económica, en un gobierno de derecha NO EXISTIRÍAN y en su lugar, se congelaría el salario. Asimismo, el fondo que financia los 3.000.000 de pensiones, sería confiscado como ya fue hecho en la IV República. Esto es tan cierto como el hecho de que la derecha nunca habla de sus planes económicos, pues su plan económico es el que indique el imperialismo y el plan de éste es hacer ajustes que beneficien a los ricos y empobrezcan aún más a los pobres.

¿Qué ha hecho la oposición política? Con un Poder del estado ganado el 6 de diciembre, la esperanza vendida fue que iban a acabar con las colas. Han pasado 6 meses y las colas lo que han hecho es acentuarse. La agenda legislativa de la Asamblea Nacional ha estado divorciada de la realidad económica, reduciendo a la cosa política, la función para la cual fueron electos. El Decreto de Emergencia Económica, sin el cual sería posible tomar decisiones expeditas para sobrellevar la crisis, ha sido negado 3 veces por la mayoría opositora. En cambio, una criminal Ley de Amnistía, fue aprobada en tiempo récord. El Tribunal Supremo de Justicia, máximo y último intérprete de la Constitución Nacional, ha sido el muro de contención para el desmantelamiento del Estado que esa Asamblea Nacional está empeñada en llevar a cabo, haciendo creer sólo a los incautos, que la solución inmediata de la crisis, pasa por la remoción por cualquier vía del Chavismo, comenzando por el Presidente Nicolás Maduro.

La Revolución debe ser oposición y gobierno a la vez, pues la oposición política niega o endosa al Gobierno, males como el bachaquerismo, la guerra económica, el sabotaje a la moneda y el asedio financiero internacional. En su mala praxis política, estos males sólo se fortalecen ante la falta de unidad en función de los intereses nacionales. Ahora, con un Poder del Estado en sus manos, esta realidad se acrecienta.

¿Qué ha hecho el empresariado? ¿Qué han hecho más concretamente, empresas como Empresas Polar? En sus 75 años de existencia, Empresas Polar sólo ha vivido de la renta petrolera, adquiriendo divisas que genera PDVSA (con o sin control de cambio) y exportando prácticamente NADA para generarlas por sí misma. Esta realidad se traslada a otras empresas e incluso a micro-empresarios cuya vocación es apropiarse de los dólares de la República y no generar riqueza nacional. La crisis económica y la acción del Gobierno Bolivariano, obligan al sinceramiento de esta realidad, para que el empresariado modifique su modelo de negocio y genere divisas para sí mismo y para la República.

¿Qué podemos hacer, para sobrellevar y superar esta crisis económica? Primeramente, dedicarse al estudio y conocimiento de las causas y consecuencias de la crisis económica. Sin dejarse confundir ni marear por el aparato mediático que explota nuestra ignorancia, el siguiente paso es UNIRSE en torno a los esfuerzos del Gobierno Bolivariano. Debemos integrarnos a la producción ya sea con una mata de tomate en un matero, pasando por la organización popular y explotar patios productivos. Debemos recuperar prácticas tradicionales confiscadas por la industrialización, tal como la fabricación de nuestras propias arepas, el cultivo de algunos rubros con la agricultura urbana, entre otras iniciativas que la misma resistencia inspira, ante un enemigo que quiere capitalizar nuestro descontento para luego confiscarnos nuestra independencia.

En esta inédita crisis económica, la UNIDAD NACIONAL es fundamental. Todos los salarios son mínimos, si la República no puede obtener los dólares necesarios para el funcionamiento de la economía. Por ningún precio, podrá ser adquirido ningún artículo, si el mismo sigue fabricándose dependiendo absolutamente de PDVSA o cualquier otra fuente de ingresos que la Revolución cree y de la cual desee apropiarse un empresariado excelente para gastar dólares, pero no para generarlos. Por ignorar estas realidades expuestas, es probable que nos dejemos agobiar por la crisis económica y olvidemos quién está de nuestra parte. Debemos RESISTIR, recordando aquella anécdota del Comandante Chávez durante el sabotaje petrolero, cuando una señora le dijo que así tuviera que cocinar con las patas de la mesa lo haría, pero que NO SE RINDIERA. ¿Ya tú estás cocinando con las patas de la mesa, querido compatriota?

En el camino correcto

Camaradas más cercanos al Comandante, dignos integrantes de su entorno, ya han respondido contundentemente la vergonzosa carta de Jorge Giordani, así que estas palabras no serán más que la necesidad de recoger en algunos párrafos, todo lo que pasa por la mente y que en tweets, DMs y conversaciones personales, queda disperso y por tanto infértil, para el debate revolucionario. Quiero pues, contribuir a llenar ese cúmulo de defensa al Presidente, que por supuesto no contará con la pluma de los que no les tiembla el pulso para escribir bolserías quejosas y que cuando se trata de abonar al cerramiento de filas en defensa de la Revolución, el cerebro no les da; se les agota misteriosamente.

Para dar un testimonio y asumir responsabilidades ante la historia, hay que llegar hasta el final del camino y en mi modesto concepto, esto constituye el punto más álgido de la lucha de clases. No obstante, no está en el ánimo revolucionario que tan genialmente edificó el Comandante Chávez, una confrontación entre hermanos. En rigor, una guerra civil. Por tanto, el final del camino es la derrota o la victoria final, utópica, de una batalla interminable y conceptualmente recogida en la frase “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”. Giordani, desmarcado del proceso revolucionario al emitir una carta donde no asume ni una responsabilidad y sólo se dedica a atacar al Presidente, no formará más parte de este transitar. Escogió pues, el basurero de la historia y mientras el Presidente que ataca hoy mismo estará trabajando en gobierno de calle, él estará muy complacido en su aire acondicionado, recibiendo el abrazo asqueante de la burguesía que da cobijo a los desertores.

Lo que me parece pertinente como cuerpo principal de este mensaje no es lo arriba expresado, sino señalar algunas reflexiones a ser grabadas en nuestro corazón y sentir, como se siente la Patria, esa emoción interior que comunica a quien sabe identificarla, que andamos en el camino correcto.

El Comandante Chávez, consciente de su destino, destinó los dos últimos años de su vida a blindar al pueblo de conciencia. No hacen falta traductores de su palabra e intérpretes de su legado, para que el pueblo entienda y asuma los conceptos de soberanía, unidad y lealtad hacia la Patria. Somos libres gracias a él y sabemos identificar traidores sin la ayuda de los “sabios”. El Presidente Maduro, designado por el Comandante por las razones que no dio a nadie más la responsabilidad de liderar el proceso revolucionario, jamás ha hecho intentos de interpretar el legado e imitar a alguien que sencillamente es inimitable. Ha hecho algo aún más colosal: Ser él mismo y mediante ello, ser descubierto por quienes lo apoyamos no sólo por ser el ungido de Chávez sino por sus virtudes y esfuerzo aglutinador de esperanza y portador de esa llama sagrada que en el Cuartel de la Montaña se aviva por cada beneficiario nuevo de la Misión Vivienda, por cada alfabetizado nuevo, por cada niño con su Canaimita nueva, por cada ser humano que persiste visible y se abriga a la esperanza, porque a final de cuentas el legado del Comandante Chávez es que siga su inmenso amor hacia el pueblo, manifiesto en tamañas empresas, costosas empresas, humanas empresas, para que la redistribución de la riqueza nos iguale a todos en ese concepto de la máxima felicidad posible.

Existirán artículos que aborden el tema económico con más méritos que el de este humilde servidor, pero desde la óptica del día a día, sólo sé que aún falta un gentío que haga algo más por la revolución, que sólo votar a favor del PSUV en cada elección. No debemos regocijarnos afirmando que el Comandante Chávez fue el primer trabajador o que el Presidente Maduro asume este rol, ¡No! Cada venezolano debe ser el primer trabajador y activar su capacidad productiva.

Estamos llamados todos a la productividad y a comprometernos en ello sin ningún tipo de complejo, entendiendo que los elementos que conforman los alimentos, vestimenta y otros bienes que consumimos, podemos producirlos además de simplemente consumirlos. ¿Por dónde comenzar? ¿Quién me apoya? Estoy seguro que un porcentaje importante de quienes lean esto, tienen esa capacidad y no la han explotado aún, sumergidos en esas preguntas, buscando en Maduro un Chávez que estamos obligados a hallar dentro de cada uno de nosotros primero. Misión que tenemos pendiente desde el mismo momento que el Comandante nos condecoró con su corazón y concedió el honor de afirmar que TODOS SOMOS CHÁVEZ.

No podrán los Giordanis, no podrán las Vanessa Davies, no podrán quienes aún queden por allí ávidos de formar una facción de pesimistas sibaritas, dividir al pueblo. Ni su sobreestimado golpe de opinión, ni su cinismo. No, no podrán.

Violencia televisada

20140111-211229.jpg

Aún cuando no es posible comprobar el origen de la fotografía, es innegable que en Latinoamérica existe un problema de violencia. De eso partiremos entonces.

Así que, asumiendo que la fotografía sea de un niño venezolano, los referentes de la imagen, se parecen más a Rambo y otras películas gringas, que al Chavismo. Es la imitación de una típica escena televisiva. Sin duda, este concepto tiene su origen en la TV.

20140111-211601.jpg

Para quienes dicen que la TV no tiene la culpa, eso está claro, pues esta foto no tiene la más mínima referencia simbólica a Chávez. Es más bien la evidencia de que la violencia televisiva “Made in USA” es la responsable de la violencia real que hereda nuestra sociedad.

La fotografía del niño con armas, nos dice qué hay en la mente del niño y del adulto que le tomó la foto.

20140111-211517.jpg

Los asesinos de Mónica Spear y de cualquier otro criminal de su tipo, tuvieron desde niños los mismos referentes. En la mente de esos criminales lo menos que está es Chávez. Está la TV.

De un vistazo a los siguientes tuits:

“@DBascope: Convertir a la TV en la culpable de la violencia, es lavarse las manos con las verdaderas causas producidas, por cierto, en revolución.”

“@DBascope: Así que a todo aquel que esté declarando que la razón de estas últimas 24mil muertes y tanto es la TV, le invito a que investigue mejor.”

Estos mensajes y otros similares, carecen de argumentación. Sólo pretenden apuntar con el dedo a un culpable, haciendo inocente a la TV sin siquiera una pizca de análisis.

La verdad es que la TV, los videojuegos y el cine exhiben los valores que llevan a un padre a tomarle esa clase de foto a su hijo. En especial la TV y el cine propician el resentimiento por la exhibición de la opulencia; estilos de vida que no se parecen a nosotros y que nuestros niños crecen queriendo alcanzar: Una ropa, un carro, un teléfono, dinero. Banalidades que la TV muestra como necesidades, convertidas en símbolos de status.

Definitivamente la TV promueve la muerte moral. No es que el receptor ve asesinatos y sale a matar, es que la TV mata los valores y deshumaniza a los demás.

Personajes como Belén Marrero, Amanda Gutiérrez, Gabriela Spino y otros que salen indignados a reclamar justicia, bien podrían también descargar un arma contra un chavista. Están muertas moralmente, tanto como los asesinos de Mónica y el padre del niño fotografiado y no es sino la TV, la que fomenta ese odio.

Esas mujeres asumen que el asesino de Mónica Spear y el autor de la foto son chavistas. No ven de donde viene su propio odio y la violencia del propio asesino y el padre del niño. El origen de todo esto las salpica a ellas y sus modelos y no al Chavismo, que no ha producido ni una sola telenovela, película u otro medio con contenido que promueva la violencia.

La lógica de algunos es tan absurda, que asumen que si el niño o el asesino de Mónica tienen una franela con la cara de Chávez, el culpable es el chavismo y si tienen la pose de Rambo, el culpable es el chavismo también. No hay discernimiento. Sólo vísceras y mucha hipocresía; carencia total de autocrítica como sujetos portadores de un mensaje, con cada producto audiovisual en el que participan.

En todo caso, no es el Chavismo sino Los Capriles, Los Cisneros, Los Cameros, entre otros, los que han promovido con mucho empeño y lucro, la violencia y anti-valores en sus salas de cine, plantas televisivas, revistas y periódicos desde mucho antes de 1998.

20140111-211552.jpg

20140111-211610.jpg

Aquí seguirían proliferando películas como Sicario y HuelePega, si no fuera por la voluntad política del Gobierno Bolivariano, de cultivar nuestra identidad y conocimiento de la Historia de Venezuela con las decenas de producciones de la Villa del Cine e iniciativas como Tves y el canal Conciencia. Entiéndase, son iniciativas del Gobierno Bolivariano, no de los grandes apellidos dueños de canales de televisión, prensa y radio.

Finalmente, no será cuestión de tan sólo cambiar de canal, pues la televisión está inundada de contenidos violentos. Debe ser un esfuerzo colectivo que lleve a la televisión, al teatro, a la radio, prensa y cine, un mensaje. Un sólo mensaje sostenido en el tiempo, que desintoxique y pacifique a la sociedad. Otra vez, no es otra figura sino el Gobierno Bolivariano el que ha tomado la iniciativa en un plan de esta naturaleza. Es hora de que se sume la Oposición y más allá, todos y cada uno de nosotros como padres y/o formadores, actores, directores, guionistas… Ciudadanos.

¿Por qué Chávez?

20121231-132222.jpg

La pregunta es el dilema trasladable al escepticismo de culpar a un Dios, cuya omnipotencia ha sido promocionada tanto como un hecho práctico, que le consideramos un inútil cual si no hubiera intervenido o no lo estuviera haciendo como bálsamo, en el curso del dolor de nuestras vidas. Obviamos que la sola existencia de Chávez, electo como Presidente, victorioso en tantas batallas, en medio de un mundo lleno de sombras, es de por sí un milagro no solo para Venezuela sino para el mundo.

Me he propuesto responder a la pregunta, puesto que un Gran Hombre da una lucha con el firme deseo de vivir para servir. Fallo en recordar un solo ejemplo de tan noble testimonio para una Nación y su Historia. No sobran o no existen, así que asumamos el carácter inédito de la respuesta.

La mayoría hemos sido terriblemente egoístas, dejando a un solo hombre junto a su reducido equipo de colaboradores, las batallas cuyas victorias nos han llenado de tanto orgullo y fervor patrio. Hemos puesto sobre sus hombros, la responsabilidad de mantener en movimiento la rueda de la Historia, aun luego de su increíble voluntad para sacarla del estado de inercia. Tal comodidad demanda una prueba y ésta es el ¿por qué?

Que los múltiples adversarios que tengamos no sufran de cáncer y que, muy por el contrario, tengan largas vidas, no significa que sí exista para ellos Dios, solo porque llevan existencias cómodas económicamente, pero superficiales, amargadas y malintencionadas. No es para regocijarse, pues están enfermos de odio y, objetivamente, parecieran necesitar más que nosotros, una fuerza omnipotente que mágicamente los saque de la miseria en la que han decidido vivir.

Un segmento de la sociedad requería victorias para despertar, otro perder para atesorar y ahora, amalgamados, requerimos el dolor para entrar de manera irreversible en la senda de un cambio que heredaremos a nuestros hijos y en el cual debemos inscribir a nuestro prójimo. ¡Influencia a alguien! Que nuestras vidas no transcurran sin que hallemos al Chávez dentro de nosotros e influenciemos a alguien: un hijo, un amigo, al prójimo. ¿Acaso no sientes, con intensidad (en el corazón) como si desearas hacer de tu vida algo más útil, tomando como ejemplo a ese Gran Hombre?

¿Has notado como han emergido personas de la otra acera, genuinamente solidarizadas con ese dolor que nos es común, apartándose del odio de los irracionales? Si Chávez convaleciente ha podido lograr eso en la gente, ¿qué no podemos hacer tú y yo, sanos y con menos responsabilidades, para influenciar a otros? Demostremos con Lealtad y Unidad e influenciando a otros, que en realidad somos Chávez.

Esta tristeza que sentimos no es cualquier tristeza. Es una fuerza creadora; energía que emana desde La Habana para el mundo y en especial, para Venezuela. ¡Tómala! ¡Aférrate a ella y úsala para cambiar! El Hombre más grande que ha parido América en el siglo XX no verá su fin en una cama de hospital. Esta recuperación va a ser y debe ser de Chávez y de su familia, para cumplir su último sueño y vivir pleno, con la cabeza blanca y un carajito en su rodilla, y otros tantos jugando a la pelota, sabiendo que su pueblo sigue marchando, ya maduro, indetenible, hacia su grandeza.

Mensaje de Año Nuevo

“Que hay semerucos allá en el cerro y un canto hermoso para cantar…”

El 2011 ha visto ocurrir la suma de acontecimientos inesperados, desafiantes y valederos, propios de nuestra Era Bicentenaria. Somos hijos de lágrimas, producto de un parto con todos los dolores; la refundación de una Patria arrebatada hasta de su propia historia, castigada por la inmadurez y la mezquindad de décadas y décadas de dominación. Propicia ha sido esta reflexión inicial para hacer honor a un Bicentenario cuyos 13 años previos han sido de un despertar sin precedentes de la conciencia nacional.

Independientemente de la opción política que apoyes, el 2012 no será fácil para ninguno de los dos.

Tú, camarada que lees, explora dentro de ti y halla la chispa, consigue esa perla en tus sueños y concurre con todo tu potencial creador y el optimismo de la voluntad hacia esta gran tarea de sumar esfuerzos en pro de la continuidad de un proceso que reclama tu máximo desempeño afectivo y honorable. Critica y acompaña. Autocritica y esfuérzate en cambiar. Tenemos un ejemplo ¡Vaya que hay pueblos que adolecen de ejemplo! ¡Seguidlo!

Tú, opositor que lees, no tienes un desafío menor. El proceso te requiere constructivo, proactivo y con la capacidad de oír que la opción política que apoyas nunca usó en 40 años o más de estancia en el Poder. Adversa Políticamente y no políticamente; se mejor que aquellos en quienes has depositado tu confianza para representarte. Se superior a tus odios, si los hubiere; a tus ansias, si las sufrieres; a la comodidad de la queja, si te sedujere esta. La República requiere tu amor a Bolívar, tu orgullo por nuestra Historia y tu fuerza constructiva como hermano y habitante de esta Patria de la que todos somos ciudadanos de derecho y para la cual debemos ser fieles a ultranza para que sea de hecho.

A todos, venzamos las bajas pasiones. Agradezcamos el lugar en el que vivimos y veamos el mundo alrededor. Quejémonos y propongamos, repliquemos esto en nuestros hijos y cambiemos desde adentro. Seamos humanos, seamos héroes para los chamos que criamos, para los padres que reverenciamos, para los hermanos que acompañamos y para los ángeles que se fueron al cielo.

Dentro de vosotros hay una chispa, oídla. Imaginad y os alimentará, soñad y os guiñará el ojo.

Leed, aprended, discernid, ved y sentid… vivid.

¡Feliz Año Nuevo 2012 para todas y para todos!

Hablando de indecisos…

He considerado muy útil recoger esta discusión con @wiminali como aporte al debate sobre los llamados “NiNi” o “Indecisos”. Aunque diferimos en nuestro discurso sobre estos compatriotas que aún podrían estar pensando a cual candidato elegir o no elegir del todo a ninguno, la lectura de nuestro debate quizás le aporte una forma de abordar a algún indeciso conocido o por conocer, ya sea en la red social o en la calle.

Me permito expresar mi opinión luego de reflexionar durante la lectura de esta discusión:

Cuando no es una carretera en mal estado o un trámite que se tarda, el NiNi terminará hallando cualquier otra razón para seguir siendo NiNi. Preguntémosle a los españoles y griegos con sus fantásticas autopistas, trámites expeditos y ausencia de colas en bancos… esa sensación de que “todo” funciona cuando vamos al exterior. Pese a ello, la abstención en estos países ronda el 30%. Ambas naciones terminaron eligiendo a Gobiernos que ahorcan más sus finanzas y beneficios sociales. ¿A cuál lado se inclinaron los indecisos?

Si pensamos que un ministro, alcalde u otro funcionario está obligado a ser eficiente y que las cosas deben funcionar porque sí, obviamos nuestra responsabilidad como padres, abuelos, tíos, trabajadores, ciudadanos de Venezuela. No podemos negarnos consciente o inconscientemente a aceptar que formamos parte determinante de este largo proceso de cambios de una sociedad, que no será mejor por sí misma solo porque nosotros pensemos que lo hacemos bien o estemos seguros de ello. No somos mejor que la sociedad de la que formamos parte. Si ya creemos que lo hacemos bien, sumemos a otros inyectando conciencia.

Mi opinión quizás sea muy romántica y el camino más largo. Por supuesto, sería más fácil pensar que el Presidente debe elegir bien a su equipo y que este equipo, debe elegir bien a los otros millones de empleados públicos. Sí, esos millones de ciudadanos entre los que tenemos familiares o conocidos y que por ello logramos que nos atiendan con una sonrisa. Tal como el cajero o cajera de un banco, que te atiende primero porque eres su familiar o amigo, pues esta sensación de sentirse “mal atendido” no es cosa solo del sector público. El sector privado tiene ejemplos notables. Es pues, una característica de la sociedad.

No es el tema, pero hago un paréntesis para reconocer a aquellos empleados públicos que atienden bien a todos, tengan o no tengan relación con quien espera de ellos el mejor de los tratos.

Sin más preámbulo, les invito a continuar la lectura y compartir sus opiniones:

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

Según ellos, ese no es su Programa de Gobierno —> pic.twitter.com/aKA5x8Le

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 En mi opinión seguir pegados en eso de que acepten o no es inútil, lo útil es abrir debate con fuerza del contenido

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali A 29 días, hacer que nieguen lo que vimos todos, es más útil. Miles de ejemplares del libro de Migus están ya en la calle.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 A 29 días entra la dinámica d raciocinio del voto, se decide si seguir en socialismo mejorado o se busca nueva oportunidad

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali También, pero nada como un sentimiento racional como el q produce el desprecio a los mentirosos. Estos que hoy dicen: “yo no fui”.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Alimentar la emocionalidad es alimentar la opción de la abstención

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Que se abstengan de su lado. Acá es público y notorio que el Chavismo JAMÁS ha ocultado su programa. Siempré convocó el debate.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Esperar abstención de su lado, al menos en su piso duro, es tarea imposible, el odio es su raíz, “salir de Chávez”

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Me refiero a la abstención de los llamados NiNi que estarían dispuestos a inclinar su preferencia hacia el Majunche.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Si algo conozco es los NINI, esos esperan para votar chávez 1 oferta d cambio en tanta ineficiencia, sectarismo y exclusión

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Pues la derecha no será la que les resuelva esos problemas. Apelo a la conciencia y a sembrársela al NiNi que se me atraviese.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Lo saben, pero tampoco están recibiendo respuestas para soñar lo posible, tengo recogidas preguntas q se hacen

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Te sugiero enviarme esas preguntas y con ello haré un artículo. No responderé sino con una autocrítica más allá de señalamientos.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Lo q’está impidiendo decisión es los hasta cuando Chávez?, lo ven entrampado con 1 equipo agotado, incapaz, sin atreverse a

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Hasta cuándo Chávez? Hasta q entiendan q no es solo él y q debemos hacernos merecedores de su constancia. Esa es mi respuesta.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Los hasta cuándo?no es proyección temporal, es decisional sobre los ineficientes q mantiene a su lado.Ministros idiotizados

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Les recordaría aciertos y q aprendan a no ser egoístas. A sonreír pq otro sí recibe respuesta y a felicitarse por éxito colectivo.

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali El NiNi también acusa una ignorancia histórica y es víctima del memoricidio. No son solo factores prácticos, como la ineficiencia.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 No, no sufren de eso,lo contrario y por eso aún pueden creer, son gente cultivada, q viene de abajo y no olvida su origen

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali También conozco NiNis bien formados y que han olvidado cosas tan elementales como el 11 de abril. Tampoco todo NiNi es cultivado.

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Hablando de NiNis, notemos estrategia comunicacional de la derecha como exitosa así como factores prácticos, como la ineficiencia.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 No, no sufren de eso,lo contrario y por eso aún pueden creer, son gente cultivada, q viene de abajo y no olvida su origen

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali También conozco gente proveniente de abajo proclive a ser NiNi, pese a una ruma de reivindicaciones. Causa? Ignorancia histórica.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Más bien algo sistémico, del ethos, zona de comodidad, creencias duras, zona d refugio.Ese es el 40% aprx. y está expresado

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Estarían más conformes sino hubiera retrasos en trámites, problemas de vialidad? Sí, y aun así serían NiNi por una razón: Cuál?

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 (…) La sugerencia va hacia encontrar nuevos caminos

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali No hay nuevos caminos. Transitamos uno con tumbos, pero es éste. (1/2)

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali (2/2) Nadie dijo q iba a ser fácil y q sucedería mientras un segmento de la sociedad está inerte aun. No hay alternativa, es esta.

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Para finalizar, buscando el origen de la ineficiencia, he hallado que el eslabón perdido es la soberbia e inercia del ciudadano.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Recuerda cada vez que acusamos, denunciamos, etc un dedo apunta hacia mi y otro hacia el otro

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali y el q denuncia, qué hace además de denunciar? Y el q acusa, qué hace además de acusar? Allí está el eslabón perdido, otra vez.

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Desde tiempo atrás, he dicho que ese eslabón perdido es ANUNCIO la 3ra pata entre renuncia y denuncia

Octubre Rojo@0ctubr3R0j02O12

@wiminali Por mi parte, es inercia y soberbia de un segmento de la sociedad, como dije antes. Me apunto a mí mismo y no a otros.

nelly paz@wiminali

@wiminali @0ctubr3R0j02O12 Anunciar corrijo. Y respons-hábilidad es la 3ra entre acusar y excusar

nelly paz@wiminali

@0ctubr3R0j02O12 Es respetable que ellos, crean que la vida es un destino y se acomoden en su “destino”, aunque no lo comparto lo respeto.